jueves, 24 de marzo de 2011

La Trinidad de Batman

Normalmente los Superhéroes solo tienen que lidiar con 2 identidades, la suya como civil y la que llevan con sus trajes y mallas, pero para Batman su identidad como Bruce Wayne y como el caballero oscuro no le basta, él requiere y utiliza una tercera, que se llama "Cerillas Malone".

El tercer alter-ego: "Cerillas Malone"

Batman adoptó el disfraz de Cerillas Malone a comienzos de su carrera como medio de infiltración en el mundo del hampa de Gotham City y reunir información de muchos criminales, tanto para atraparlos; conocerlos y saber sobre su manera de pensar, función que ni Bruce Wayne ni Batman pueden realizar. Su amplio entrenamiento en disfraces y actuación le permite adoptar un personaje completamente diferente, cambiando ademanes; gestos; hábitos; voces; léxico y características, por lo cual Malone es tan diferente a Batman o a Bruce Wayne.

Por lo general, Malone usa un traje de vestir colorido y anteojos oscuros, a menudo junto con un sombrero, lo que le confiere la apariencia de un gánster de antaño; también tiene un bigote muy fino. Su apodo proviene de su tendencia de tener siempre cerillos en su boca o en su mano y prenderlos, aunque no existe evidencia de que fume, como una especie de piro maníaco (matches, en inglés). Batman adoptó esta peculiaridad porque pensó que le agregaría credibilidad a su naturaleza criminal.

Pese a que corren algunos rumores entre los criminales de Ciudad Gótica de que Malone es un traidor, y que podría estar trabajando para Batman o para la policía, su secreto sigue manteniéndose gracias a varios trucos que Batman ha estado haciendo a lo largo de los años con la ayuda de sus amigos y compañeros. Gracias a ello la reputación de Malone es lo bastante sólida para permitirle infiltrarse en casi cualquier banda, "trabajando" para algunos de sus mayores enemigos. Los motivos para esto son obtener información, acercarse a sus enemigos, o proteger a alguien que se encuentra en peligro.

Biografía del verdadero Cerillas Malone

Para lo que no sepan Cerillas Malone no es un personaje inventado por Batman, el verdadero Cerillas si existió y era un incendiario de Hobonken (New Jersey) que llego a Gotham City, para hacer unos trabajos acompañándolo de su hermano Carver, con quien paso su niñez y adolescencia en un orfanato, en el cual comenzaron su carrera de estafadores provocando incendios. La historia de Cerillas Malone es contada en “Cerrar antes de amanecer” (Batman 588 - 590).

Para contar la historia de cómo Batman asume la identidad de Cerillas Malone, nos tenemos que remontar desde sus años de adiestramiento con el agente federal Arthur Mckee del quien aprendió la importancia de un buen alias criminal, para poder infiltrarse en los asuntos del bajo mundo. Por lo cual cuando Bruce comenzó su carrera como Batman quiso llevar esta idea a la acción, pero al no tener la fama, reputación y que nadie sepa nada del supuesto personaje, hacia que los criminales dudasen de su credibilidad y lo tomaran como un agente infiltrado, por lo cual nunca tuvo éxito y eso que lo intento muchas veces. En eso días Cerillas Malone y su hermano Carver habían llegado a Gotham, para establecer su negocio de incendiarios, en uno de sus trabajos Batman conoce a Cerillas Malone y lo detiene. Pero con el pasar del tiempo Cerillas y su hermano se volvieron conocidos en el medio criminal de Gotham llegándoles varias ofertas de trabajos, hasta que un día la sociedad de Cerillas y Carver se quiebra con la muerte de Carvier. Todos creen que Cerillas asesino a su hermano por disputas en la hora de repartir las ganarías, pero nunca tuvieron las pruebas necesarias para arrestar a Malone, a los pocos días Batman encontró el cuerpo totalmente quemado de Cerillas Malone, quien se había suicidado, con lo cual Batman creía que el caso estaba cerrado. Y en ese momento Batman recordó la lección del "Alias criminal" y pensó que al ser el único que sabía del suicidio de Malone le brindaba una oportunidad única, así que enterró el cuerpo de Malone junto al de Carver y asumió su identidad con un éxito total, los criminales lo reconocía como tal y lo llamaban para trabajos.

Practicando

Luego de varios años, la reputación de Malone cae a los pisos, ya que en casi todos los trabajos en que ha estado, han sido unos fracasos rotundos gracias a la intervención de Batman, lo cual hace creer a la gente que Malone es un soplón o peor aún, trabaja para el murciélago. Pero esa situación cambia en la noche en que Malone se encontraba en un bar y de repente entra Batman (Nightwing usando el traje), queriendo información, Malone se niega hablar y le escupe en la cara a Batman, este lo arroja por la ventana y luego se va del bar, acto que vuelve a poner a Malone en una buena reputación. Esa misma noche Malone consigue un trabajo con Scarface, en el cual Malone no aparece y Batman Frustra el operativo de Scrarface, haciendo que el muñeco de madera quiere ver a Malone muerto.

Al día siguiente mientras que Bruce y Dick Grayson (Nightwing) conversaban, reciben la llamada de Oráculo (Barbara Gordon) que asustada pregunta por Bruce, y al escucharle se alivia, pero a su vez se sorprende y le cuenta que a interceptado una llamada del 911 notificando que Cerillas Malone había recibido una bala en el pecho (nadie sabía la verdad acerca de Cerillas Malone). Batman sale a toda prisa acompañado de Nightwing a tratar de salvar a Malone, mientras que en el camino le cuenta la verdad a Nightwing acerca de Cerillas. Cuando llegan a la dirección que Oraculo les dio, Batman reconoce a Cerillas Malone que se encuentra tirado en el piso sangrando, pero aun respirando y despierto. Antes de morir Malone le cuenta a Batman la verdad acerca de su supuesto suicido y sobre la muerte de su hermano.

Lo que en realidad paso, fue que en un incendio provocado por los hermanos Malone, accidentalmente muere quemado un vagabundo y Carver, se sintió tan culpable que se suicidio. Para Malone el suicidio era un señal de cobardía y debilidad, por lo cual hace creer que su hermano fue asesinado, y a los pocos días utiliza el cuerpo del vagabundo quemado para fingir su propio suicidio, y así comenzar desde cero en un nuevo lugar.

Malone adquiere un nuevo nombre, cambia de apariencia y comienza una nueva vida, pero se tuvo que dedicar a robos vulgares y pequeños, puesto que su nueva identidad no la conocía nadie y como le paso a Batman, los criminales no confían de alguien de quien nunca han escuchado. Y así pasaron varios años, Malone con una vida miserable y atormentada por el recuerdo de su hermano, hasta que un día en un bar Malone escucha en una conversación su nombre. En una mesa, cerca de él habían dos hombres que estaban hablando acerca de cómo Cerillas Malone era un soplón. Cerillas al escuchar esto, decide volver a Gotham y averiguar quién era la persona que ha estado difamando su nombre. Cuando Malone regresa a Gotham, se encuentra con Scrarface, quien lo recibe con un disparo.

Luego de que Malone le cuente su historia Batman, le hace prometer que este mate a su asesino, Batman le responde que sí, pero lo más preocupante de todo esto es que cuando se lo dice lo hace con la voz de Cerilla Malone. Ahora Batman disfrazado de Cerillas Malone busca al Ventrílocuo y a Scrarface, y se venga de disparándole al muñeco de madera y dejando al ventrílocuo totalmente mal con la pérdida de su otra personalidad.

Al finalizar este caso Batman decide quedarse con la identidad de Cerillas Malone, ya que ahora más que nuca, Malone tiene una gran reputación por haberse vengado de Scrarface y seguir vivo.

Espero que el post de hoy les haya gustado, nos vemos y no se olviden de dejar sus comentarios.



Para cualquier información no duden de entrar en el Blog de "El Bofe"