sábado, 15 de septiembre de 2012

REVISANDO - BATMAN EARTH ONE

Las novelas gráficas "Earth One" fueron creadas con la intención de dar una nueva imagen a los clásicos personajes de DC sin las ataduras del pasado, esto no sería ninguna novedad ya que más de una vez DC a tratado de reiniciar a sus personajes pero "Earth One" es algo diferente a lo que se ha realizado en el pasado. Primero fue la novela gráfica de Superman, en el 2010, pero fue "Batman: Earth One" la historia que se hizo esperar desde el 2009 hasta Julio del 2012 que fue publicada, coincidiendo con el estreno de The Dark Knight Rises.

El reconocido guionista Geoff Johns nos presenta una historia novedosa pero siempre dentro de los parámetros de lo que es Batman ya que hay elementos que definen al personaje que nunca cambian: la muerte de Thomas y Martha Wayne, la tragedia, el dolor de un joven Bruce Wayne, el deseo de justicia y el rechazo a usar armas de fuego. Teniendo esos elementos como base se construyó una historia diferente que resalta por su realismo y por que cambió radicalmente a varios personajes conocidos.


Lo peculiar de esta novela gráfica es que los padres de Bruce tienen mayor protagonismo del que solemos leer en otras historias pero todos sabemos lo que se viene, sabemos que morirán, sabemos que destino les espera a Thomas y Martha al salir una noche. Geoff Jhons maneja muy bien el suspenso y crea la ansiedad previa a la tragedia.


El nuevo enfoque que se le dio a Bruce Wayne puede no ser del agrado de todos, personalmente no me terminó de gustar pero también reconozco que hay momentos épicos. No me agradó que se redujera el misticismo y fuerza que suele rodear a Batman por algunos toques de realismo que convierten algunas escenas en casi cómicas. Bruce no es un es el excepcional vigilante con grandes habilidades de artes marciales, sabe pelear pero mas de una vez se ve en apuros peleando contra grandes grupos. Batman no es la imagen que busca influir miedo en el corazón de los criminales. 

Este exceso de realismo es lo que me desagrada de "Batman: Earth One". No se ustedes pero lo que menos espero encontrar en un comic es "realidad", prefiero la clásica imagen de Batman como un ser oscuro que se esconde en la sombra y solo deja ver los ojos blancos, la capa que se mueve como alas de un demonio en posiciones irreales y lo increíble de verlo pasar entre los techos de Gotham. Todos esos elementos que hacen de Batman un personaje mítico están casi ausentes en la novela gráfica.

Naturalmente este no sería un reinicio si no se presentaran grandes cambios en personajes tan clásicos como conocidos. "Batman: Earth One" nos brinda nuevas versiones de personajes como Oswald Cobblepot, James Gordon y Barbara Gordon. Pero los que sin lugar a duda me impactaron más fueron: Alfred, que al inicio es jefe de seguridad de la familia Wayne y luego, mas que un mayordomo, es una especie de maestro que enseñó a Bruce como pelear y Harvey Bullock que dista mucho de su clásica imagen de policía torpe y gordo, en esta versión es un excéntrico policía de televisión que llega a Gotham para investigar la muerte de los Wayne con fines comerciales.


"Batman: Earth One" funciona bien en el aspecto de que recrea la corrupción y la decadencia de Gotham, gracias a lo cual entran en juego personajes como Oswald Cobblepot, el corrupto alcalde de la ciudad y Jim Gordon que dista mucho del tenaz comisionado que conocemos y es más un policía resignado a que la ciudad no tiene salvación. Un detalle más a destacar de esta novela gráfica es cómo Geoff Johns va contando el crecimiento como persona de Bruce Wayne, desde un niño malcriado y engreído hasta un joven en busca de justicia y de la verdad detrás de la muerta de sus padres. 

Pero si algo hay que aplaudir de verdad es el maravilloso trabajo de Gary Frank en los dibujos. Unos trazados claros, limpios, dinámicos y de gran belleza. Definitivamente Frank se convierte en uno de los mayores atractivos de esta obra. Los dibujos están llenos de detalles y los personajes cuentan con una variedad de expresiones que definen bien las diferentes emociones.

Para finalizar, estamos ante una historia interesante que desde mi punto de vista y para mi gusto adolece de un exceso de realismo y sentimentalismo pero que hace pasar un rato agradable. Por el momento Geoff Johns y Gary Frank ya han dejado bien claro que no piensan detenerse aquí por lo que podemos esperar una secuela.